20 agosto, 2013 | Escrito por Andrea López
Recomendar2,"og_object"

Es un lugar mágico. Capaz de resumirte en los estilos de sus monumentos todo su pasado. Un pasado que vio crecer y fundirse en el eje de la historia al arte mozárabe, románico, renacentista… Y en cuyas entrañas nació uno de los mejores pintores de España: Francisco de Goya.

Se trata de Zaragoza, el municipio español de la provincia de Aragón situado en las orillas del río Ebro.

Zaragoza desde el aire

Si decides dejarte caer por esta ciudad, no puedes perderte algunos de sus monumentos. En ellos podrás escuchar el latente murmullo del paso del tiempo como si del cauce del río Ebro se tratara.

Si bien es cierto que los autores de las majestuosas obras de arte que decoran la ciudad ya se han desvanecido en el tiempo, no se puede negar que Zaragoza está llena de vida.

El templo barroco de El Pilar es quizá la construcción más conocida de esta ciudad. Sus orígenes se remontan al siglo IX, y durante los años posteriores fue el objetivo de peregrinaje de monjes creyentes, de pueblerinos devotos y de curas descalzos. En él se han reunido obras de gran valor de diferentes épocas, creando un estilo ecléctico y lleno de historia.

El Pilar

Destacan el Retablo Mayor del siglo XVI realizado por Damián Forment, el Coro Mayor y el majestuoso Órgano. No menos impresionantes son los frescos de la bóveda del Coreto y la cúpula Regina martyrum, pintados por Goya. Pero lo que sin duda alguna lleva al templo al éxtasis artístico es la Santa Capilla, ideada por el arquitecto Ventura Rodrígez, que abraza en su interior la venerada imagen de la Virgen del Pilar del siglo XV. Dicen que si tocas sus ropas quedas bendecido. Quién sabe la gente que a lo largo de la historia habrá pasado por delante de la Virgen para llevarse un poco de suerte.

Frescos pintados por Goya en El Pilar

Otro de los lugares de obligada visita es La Seo, un monumento casi camaleónico por los muchos estilos que por él han pasado. Ya en el siglo I a.C se construyó en ese lugar una basílica que los visigodos conocían como la Iglesia de San Vicente. Tiempo después fue mezquita. Pero en el siglo XII se construyó sobre ella el primer templo cristiano. Este fue orientado hacia el Norte en lugar de hacia el Este, como era habitual, para no coincidir con la dirección hacia la que está La Meca.

Debido a los avatares de la historia y al gusto artístico de cada una de sus etapas, La Seo recoge características del arte gótico, mudéjar, renacentista y barroco. En la parte exterior resalta el muro de la Capilla parroquial de San Miguel Arcángel, obra cumbre del mudéjar de Zaragoza, y en el interior el Retablo Mayor Gótico.

Ejemplo de arte mudéjar en La Seo

El mejor ejemplo de arte hispanomusulmán del siglo XI es el palacio de la Aljafería. Es el único testimonio en piedra conservado de la arquitectura islámica hispana de la época de las Taifas, pues refleja el esplendor que alcanzó el reino Taifa a lo largo del siglo XI.

Este edificio ha sufrido numerosas reformas, aunque todavía se aprecia el arte mudéjar en los pórticos ajardinados del Patio de Santa Isabel, por el Salón Dorado y el Oratorio.

La reforma más importante de este palacio es la realizada por los Reyes Católicos en el año 1492. Se empleó de sede del Tribunal Constitucional y como cuartel para las tropas en el año 1706.

Cabe destacar que parte de sus dependencias actúan en la actualidad como sede de las Cortes de Aragón.

Palacio de la Alfajería, utilizado actualmente como sede de las Cortes en Aragón

Pero todavía podemos dar un paso más atrás en el tiempo y vestir algunas túnicas para asistir al mayor centro de reunión de la civilización romana: el teatro.

Zaragoza cuenta en sus entrañas con uno de los más importantes de la Hispania romana: el Teatro romano de Caesaraugusta. Debe este nombre a que fue construido en
Caesar Augusta, actualmente la ciudad de Zaragoza.

A diferencia de los teatros romanos tradicionales que aprovechaban la pendiente de una loma para construir el graderío, el teatro de Caesaraugusta se levanta en un solar llano, siguiendo el modelo del teatro de Marcelo, en Roma.

Tenía una capacidad para 6.000 espectadores en una ciudad que contaba con 18.000 habitantes. Se comenzó en la época de Tiberio y se prolongó su construcción hasta el imperio de Claudio.

El teatro continuó como tal hasta el siglo III d. C. En ese momento, se expoliaron sus piedras para construir las murallas de la ciudad. No obstante, todavía quedan reminiscencias del mayor centro de ocio de hace más de 20 siglos erigidas sobre la antigua Caesar Augusta.

Teatro romano en Zaragoza

Pero la historia de Zaragoza se sigue escribiendo, y uno de sus mejores manuscritos tiene como protagonista al conjunto arquitectónico de Zaragoza Expo.

Modernidad y figuras imposibles son en este lugar el principal reclamo. A raíz de la Exposición Internacional Agua y desarrollo sostenible celebrada en Zaragoza, esta ha ido evolucionando en sus manifestaciones artísticas dejando un legado que recuerda al de Calatraba en tierras valencianas.

Torre del agua

No te puedes perder ningún recoveco de este conjunto de edificios, pero si la prisa te asfixia la Torre del Agua puede ser tu mejor opción.

Tiene 76 metros de altura y se levanta sobre un zócalo de más de 13 metros que, además de servir de soporte a esta majestuosa torre sirve para salvar todas las exigencias del terreno: desniveles, pendientes, etc.

Torre del Agua

El cuerpo de esta construcción es íntegramente de cristal transparente en forma de gota de agua. Por el día es la mayor expresión artística de la fusión necesaria entre agua y hombre. Por la noche, la torre funciona como un gran faro de guía en medio de la tierra de Caesar y Augusta.

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Es un lugar mágico. Capaz de resumirte en los estilos de sus monumentos todo su pasado. Un pasado que vio crecer y fundirse en el eje de la historia al arte mozárabe, románico, renacentista… Y en cuyas entrañas nació u……

Deja tu comentario