20 marzo, 2014 | Escrito por Ana Bort

Los amantes del mar y del turismo tienen una opción que aúna las dos propuestas preferidas de ocio en una sola, coger un barco para visitar un lugar nuevo o salir de crucero. Quien crea que se trata de un tipo de viaje más apto para personas de cierta edad no conoce ni las ofertas de ocio que ofrecen los barcos ni sus competitivos precios. Por ejemplo, viajar en crucero permite ‘reservar’ una sola habitación desde la cual podrá visitar todo el Mediterráneo, el Báltico e incluso cruzar el charco para ver más mundo. Una opción nada desdeñable que lleva todo lo lejos que quiera al propio viajero.Los meses de febrero y de marzo son los más adecuados para hacer reservas de viajes en crucero ya que las compañías ofrecen precios mucho más competitivos. Así que los locos del turismo y de viajar sobre las olas deben estar atentos a las ofertas más apetitosas.Hay quien opta por viajar al extranjero para desde allí embarcarse en un crucero que no haga escala cerca de su localidad. Como por ejemplo una buena opción es viajar hasta la ciudad eterna, Roma, para embarcarse en el Norwegian Jade y hacer un recorrido de siete noches por Civitavecchia, Nápoles, Mesina, Kotor, Montegro, Split, Koper y Venecia por 629€ en camarote exterior.Quien desee navegar un poco más lejos y disfrutar de paisajes de Hamburgo, Oslo, Stavanger o Geiranger en Noruega, con siete noches de crucero visitando los mejores fiordos del mundo, puede embarcarse en el Legend Of The Seas por 565€ en camarotes interiores.El Mediterráneo está disponible también para todo aquel que quiera surcar sus aguas, como por ejemplo en el MSC Splendida, que hace un recorrido de ocho días y siete noches entre Barcelona, Marsella, Génova, Nápoles, Mesina, Túnez y vuelta a Barcelona por 400€ la opción más económica.Pero no solo los viajes a través de mar tienen porqué ser turismo puro y duro. Hay compañías que también ofrecen experiencias tras haber viajado en sus barcos, como por ejemplo Trasmediterranea, que lleva al viajero desde España (Algeciras, Almería) hasta Tánger o Nador y allí les ofrecen hacer una ruta en 4×4 por las dunas del desierto marroquí.Quien quiera algo relajado y que no implique estar siete días dentro de un barco también puede optar por escaparse a Formentera, un paraíso nacional a tan solo horas de distancia con Trasmediterranea por un billete a partir de los 60€.Sin duda, el mar ofrece muchas posibilidades. Olvidarse de la carretera para viajar es fácil, barato y te lleva a cualquier parte del mundo sin tener que pensarlo.

Deja tu comentario