12 abril, 2013 | Escrito por Mar Chorda

Si hay lugar donde fluye lo tradicional con lo vanguardista, lo histórico con lo moderno, esa es Valencia. Ciudad de perspectivas y posibilidades diferentes, con cerca de un millón de habitantes, Valencia es una ciudad en la que todo se encuentra a tiro de piedra.

Quien la conoce, la acaba amando eternamente. Situada a orillas del Mar Mediterráneo y capital de la Comunidad que lleva su nombre, ha alcanzado la fama en los últimos años por los numerosos eventos relacionados con el mundo del deporte y por la genialidad de los monumentos más modernos situados a orillas del cauce del viejo río Turia.

Uno de los arquitectos más famosos del mundo y también valenciano, Santiago Calatrava,  supo conjugar a la perfección la creación de una ciudad inventada: la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un complejo extraordinario y nunca visto con anterioridad en el mundo.

Es ideal para pasar un día entero y disfrutar de los cientos de animales marinos que hay en el Oceanogràfic, las más curiosas exposiciones en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, ver una película en tres dimensiones en el cine ovalado del Hemisfèric y disfrutar de un concierto en el Palau de les Arts Reina Sofía.

También se pude admirar el Puente del Assut de l”Or, el más largo de España en ese tipo de infraestructuras y el Ágora, que fue sede del Open 500 de tenis de la Comunidad Valenciana. De alturas y formas imposibles, es el lugar perfecto para realizar una sesión fotográfica de lo más innovadora e incluso ha sido sede de conciertos al aire libre.

cac

Pero Valencia es mucho más. Cuenta con un centro histórico pequeño pero encantador, donde los monumentos se encuentran muy cerca unos de otros. Podéis empezar la visita a ellos partiendo de la elegante Estación del Norte, desde donde parten los trenes desde Valencia. Justo al lado se encuentra la tradicional Plaza de Toros y caminando cinco minutos llegaréis a la flamante Plaza del Ayuntamiento.

Muy cerca de allí, la calle San Vicente os llevará hacia una de las plazas más características de la ciudad: la Plaza Redonda. Histórica y famosa por ser diferente al resto de plazas; normalmente cuadradas, en este emblemático lugar de la ciudad era muy típico acudir los domingos al mercadito, ya que se vendían desde animales hasta cuadros. La plaza data de 1840 pero recientemente ha sufrido una remodelación en su estructura.

Si seguís caminando, llegaréis a la Plaza de la Reina, donde se encuentran las horchaterías más típicas de la ciudad. También tiene sede en esta plaza el Miguelete, la torre de la Catedral de Valencia que, con sus 63 metros de altura, descubre la panorámica más completa de la ciudad. Por su parte, el templo religioso está inspirado en diversos movimientos tales como el románico, el A Fed deposit has a free-credits-report.com or and debtor associated with it. gótico francés, el renacimiento del barroco y el neoclásico. En la otra parte de la Catedral, tiene sede la Basílica de la Virgen de los Desamparados, la patrona de Valencia.

Dos torres presiden Valencia: las torres de Serrano y las de Quart. Ambas custodiaban en su época la muralla de Valencia y actualmente es un mirador bellísimo desde donde contemplar todo el paisaje valenciano.

Entre los numerosos barrios que caracterizan Valencia os presentamos más a fondo los siguientes: El Carmen, situado en pleno corazón de la ciudad. Es famoso por sus callejuelas y casas que recuerdan más bien a la vida de un pueblo que a la de la ciudad y por ser el centro neurálgico de las salidas nocturnas por Valencia. Es habitual reunirse en alguna de sus plazas, como la del Tossal y disfrutar de los bares de la Calle Caballeros. Otros barrios parecidos al Carmen son Ruzafa y Benimaclet, éste último con más presencia e iniciativas culturales para los jóvenes.

A orillas de la playa de la Malvarrosa, encontraréis el barrio marinero por excelencia: el Cabañal. Es uno de las zonas más características de la ciudad, declarado Bien de Interés Cultural y que en los últimos años ha sufrido problemas a la hora conservar parte de sus casas debido a la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez.

Con el sol que siempre brilla en Valencia, os deseamos una muy buena estancia en la ciudad del Turia.

Deja tu comentario