30 mayo, 2013 | Escrito por Miguel Angel

Llegan las vacaciones y no hay dinero para organizar el viaje de todos los años. Es difícil asumir que este verano habrá que quedarse en casa para ahorrar. Podéis escoger esta opción o adoptar nuevos comportamientos a la hora de viajar.

En primer lugar, hay que ser conscientes de la economía personal de cada momento y si, por ejemplo, no podéis ir a Ibiza como rutina de agosto por el gasto que supone pasar unos días en la isla hay otras mil opciones que realizar.

Hoy en día existen muchas webs que ofrecen intercambios estacionales en casas particulares para que disfrutéis de una ciudad sin tener que pagar lo que normalmente cuesta más, el hotel. No dispondréis de una suite con caviar, ya que como normal general se ofrece como dormitorio un sofá, pero os dará la posibilidad de viajar y conocer, que es de lo que se trata. Una de las más conocidas es Couchsurfing. Solo necesitáis elegir el destino, viajar y ser generosos a la vuelta.

SE-couch-surfing

Una nueva forma de viajar también de forma muy barata es el llamado “Camp in my Garden”, propuesta creada por unos jóvenes británicos cuyo éxito ha traspasado ya las fronteras europeas consiguiendo cada vez más adeptos en territorios como Australia. Se trata del primer portal de internet que proporciona un listado de jardines privados disponibles para acampar a lo largo de todo el mundo. En ellos sus dueños permiten plantar una o varias tiendas de campaña a cambio de una cantidad simbólica que rodea los cinco y diez euros por noche, y con una estancia máxima estipulada de 28 días.

Camp in my graden

Otra buena opción es volver al pueblo. Pasar las vacaciones en el pueblo natal de la familia cada vez tiene más adeptos: buena gastronomía, tranquilidad absoluta y amigos de toda la vida, son los ingredientes que también pueden convertir vuestras vacaciones en inolvidables y la familia os lo agradecerá. Podéis organizar rutas si se trata de un pueblo de montaña o picnics si el pueblo se encuentra en una zona de playa. Volver a la infancia en verano es una muy buena opción y además, muy barata.

Pueblo

Si vuestra economía no os permite salir al extranjero a descubrir las maravillosas playas del Caribe, podéis planear un viaje con amigos y alquilar una furgoneta. Los españoles solemos tener un defecto a la hora de viajar: querer conocer siempre lo de fuera antes que nuestro territorio. Para el verano, muy buena opción la costa andaluza hasta llegar a Portugal o la zona del norte de España, dependiendo del grado de soportación del calor de cada uno. Una vez lleguéis a vuestro destino, barajad la opción de tiendas de campaña o en su defecto, hostales a muy buen precio. Viajar con amigos en estas condiciones os unirán más o menos, nunca se sabe …

Furgo

Y para los más valientes os recordamos la propuesta más barata de viajar: el tradicional autostop. Mochila al cuello y muchas, muchas ganas de viajar son los incentivos de este tipo de personas: las que le echan “morro” a la vida.

Mochila

¿Os seguís quedando en casa acompañados del ventilador?

Deja tu comentario