2 agosto, 2013 | Escrito por Angela De la vega

Japón es un país amante de las artes escénicas. Uno de sus artes favoritos es el teatro y así lo muestra la gran cantidad de centros dedicados al arte dramático que hay dispersos a lo largo de todo el país.

En la cultura japonesa existen dos tipos de teatro, el noh y el kabuki. El noh es una clase de teatro lírico que a menudo incorpora música y canciones. Deriva de danzas rituales religiosas, escritos budistas y poemas antiguos.

Noh 4

Tiene un carácter culto del cual gustaba la aristocracia japonesa y que tuvo su máximo auge en el siglo XVII. El teatro noh, se representa en un cuadrilátero con público a dos lados. En otro de sus lados se sitúa el coro que suele contener a diez miembros y al fondo del escenario se colocan cuatro músicos. No hay telón y la decoración es mínima.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En las obras sólo hay dos actores principales que, algunas veces, van acompañados. Estos van siempre vestidos con ropajes de gran riqueza. Una pieza de teatro noh se compone de cinco partes entre las cuales se introducen interludios de corte cómico.

Noh 1

Por el contrario, el teatro noh es solemne y trágico y su argumentario recoge siempre alguna historia de redención con simbología basada en mitología y leyendas japonesas.

En cuanto el teatro kabuki es más tradicional con una representación más estilizada y sus actores llevan maquillajes muy elaborados. Hay muchas traducciones para el término kabuki. Puede significar ‘el arte de cantar y bailar’ o ‘teatro extraño’.

Kabuki Dance featuring Bando Kotji with live music at Japan Society

El kabuki comenzó siendo un arte enteramente femenino. Una miko del Santuario Izumo, en el siglo XVII, creó una danza diferente que poco después sería ejecutada por cientos de seguidoras. Su éxito llegó hasta el Shogun de la época quien echó a las mujeres de los escenarios para ‘preservar’ su integridad moral.

Kab 2

Algunos historiadores creen que la verdadera razón fue que el kabuki representaba dramas de la vida cotidiana habiéndose dado a conocer determinados escándalos que involucraban a altos cargos.

Kab 1

Desde entonces los actores jóvenes masculinos tomaron el puesto de las mujeres. Los escenarios kabuki incluyen un pasillo llamado hanamichi o ‘camino de flores’. Un ejemplo de esto podemos verlo en la película ‘Memorias de una geisha’ donde la protagonista danza sobre un hanamichi.

En la ciudad de Tokio podrás asistir a cientos de representaciones de este tipo desde el Kabuki-za hasta el Teatro Nacional de Tokio situado en el barrio de Shinjuku pasando por el teatro Takarazuka dedicado al canto coral y a los musicales.

Para disfrutar del teatro noh, en Kanze Nogakudo, un centro especializado en teatro noh, tendrás a tu disposición representaciones diarias.

Deja tu comentario