16 abril, 2013 | Escrito por Mar Chorda

Sevilla es una ciudad tranquila y de dimensiones medianas pero no os vendrán mal leer unas recomendaciones:

Si la forma escogida para llegar a tierras andaluzas es el avión, el Aeropuerto de Sevilla – San Pablo se encuentra a unos diez kilómetros de la ciudad. Es muy recomendable desplazarse hasta el centro en autobús. La empresa de Transportes Urbanos de Sevilla, la Línea EA, es la encargada de ello y los autobuses pasan con una frecuencia de 30 minutos, entre las 5:45 y las 23.45h. El trayecto dura unos 30 minutos y el precio aproximado es de 8,00 euros ida y vuelta.

Por otra parte, para moveros por la ciudad, lo más cómodo es el metro. Aquí podéis consultar horarios, estaciones y tarifas http://www.metro-sevilla.es/es; así como la red de autobuses también es muy completa.

En los últimos años en Sevilla ha sido construida una pista ciclista que atraviesa las principales zonas de la ciudad: si tenéis ganas de pedalear un poco, visitar Sevilla en bicicleta es un buen modo para descubrirla poco a poco. Aquí os dejamos la web para que podáis consultar los lugares para circular tranquilamente en bicicleta en Sevilla: www.carrilbicisevilla.es

El clima de la zona es mediterráneo – continental con temperaturas cálidas. Los inviernos son suaves pero los veranos son extremadamente calurosos, sobre todo en el mes de agosto, cuando es habitual rozar los 40 grados. Es por ello que la estación perfecta para visitar Sevilla es la primavera.

Los sevillanos y en general los andaluces tienen fama en España por su simpatía y su forma abierta de tratar a las personas. Si tenéis oportunidad de conocer a algún nativo, os podrá mostrar la Sevilla más folclórica.

La gastronomía en Sevilla y sus costumbres a la hora de comer son reflejo de su mezcla de culturas.  Hay una variedad incesante de platos que se basan, en su mayor medida en los productos de su tierra, siendo el aceite de oliva el protagonista en todos los casos. El gazpacho (plato fresco a base de verduras) y la “pringá” (mezcla de ternera, tocino, chorizo, morcilla y jamón) o las espinacas con garbanzos  se encuentran entre los preferidos por los comensales. La repostería de Sevilla también es muy variada y conocida más allá de las fronteras sevillanas siendo los polvorones, los más populares.

Y si hablamos de diversión, ésta sobra en Sevilla. Son muchas las zonas de marcha, como Triana, Los Remedios, Nervión, Reina Mercedes, Isla de la Cartuja, entre otras. En estos lugares podrás disfrutar desde espectáculos tales como las tradicionales sevillanas hasta música moderna de todos los tipos.

Sevilla es una ciudad segura, pero no perdáis nunca de vista vuestros enseres personales.

Ahora ya estáis preparados para disfrutar de una estancia en Sevilla.

1 Comentario

  1. Miriam dice:

    Hola. Quisiera decir, que la mejor forma de desplazarse por Sevilla no es el metro ya que solo hay una linea y el recorrido que tiene no vale la pena cogerlo para una visita turística por el centro histórico de la ciudad. La mejor forma es el autobús.
    Por otro lado, la tarifa del autobús del aeropuerto ha cambiado y creo que ahora cuesta 4 € aproximadamente solo ida.

Deja tu comentario