21 mayo, 2013 | Escrito por Mar Chorda

Marrakech atrapa, lo dicen todos aquellos que la visitan. Es una experiencia para todos los sentidos, de color, olores, espectáculos, música…donde seréis parte de ese escenario que os envolverá.

El tour en Marrakech empieza en su plaza más famosa: Jemaa el Fna, un lugar de mucho bullicio de gente y  que alcanza su máxima belleza en el atardecer. A esa hora, es cuando empiezan a montar los puestos de comida, los cantantes y grupos musicales empiezan a actuar y normalmente hasta las 00.00 horas hay un gran ir y venir de personas.

Jemaa el Fna

Las tumbas Saadies es otro de los lugares que tenéis que ver obligatoriamente en la capital de Marruecos. Fueron descubiertas en el año 1917 y se encuentran en un jardín cerrado, en el que hay más de 100 tumbas decoradas con mosaicos. Cuesta solo 10 dirhamns, por lo que no os las podéis perder.

Saadian Tombs

El Palacio del Bahía, como bien indica su nombre, está formado por un palacio y un conjunto de jardines que lo rodean  y su nombre quiere decir “brillantez”. Fue construido a finales del siglo XIX por Si Moussa.

Bahia Palacae

Otro palacio muy interesante por su historia es el de El Bali, construido por un sultán para celebrar la victoria sobre el ejército portugués en 1578.  Actualmente lo poco que queda del palacio son el muro de recinto del gran patio interior, transformado en naranjal, donde vienen las cigüeñas y también lugar de desarrollo cada año, del Festival Nacional de Artes Populares.

392858802_78ef5e8c6c

La Madrassa Ben Youssef  es la más grande madraza o escuela superior musulmana de todo Marruecos. Fue completada en el año 1565 y es una joya de la arquitectura árabe – andaluza y albergaba a 900 estudiantes en sus pequeñas 130 aulas. Se aconseja visitar su enorme pasillo con suelo en mármol blanco y su enorme fuente central, sentarse y descubrir que, durante mucho tiempo, ha sido un espacio preparado para la meditación y el estudio.

4417649887_2291634b3e

La mezquita de Koutoubia es es uno de los lugares más visitados de Marrakech y el edificio más representativo del arte almohade en la ciudad. Koutoubia está muy próxima a la concurrida plaza Jemaa el Fna los bulliciosos zocos. Por otro lado, la Avenida Mohammed V parte justo frente a la mezquita y lleva directamente a Gueliz, la Ciudad Nueva. Construida en el siglo XII durante el reinado del sultán Abd Al-Mumin, perteneciente a la dinastía almohade, pronto se instalaron a su alrededor numerosos mercaderes de manuscritos, por lo cual la mezquita tomó el nombre de Koutoubia, que significa mezquita de los libreros.

4611263796_bf1dd34da3

¡Que se diviertan a las mil maravillas!

Deja tu comentario