1 julio, 2013 | Escrito por Mauro Calza

Amada y venerada por todos los que la conocen, Ibiza es famosa en el mundo entero por sus playas, sus fiestas y su reluciente color blanco.

Los amantes del mar que visiten Ibiza solo van a tener un problema: elegir. Hay más de cien playas y calas en esta isla de las Baleares y las hay para todos los gustos.

Por ejemplo, Cala Llonga es un paraíso para los amantes de la tranquilidad y de la naturaleza y se extiende en el interior de una profunda y limpia zona, rodeada de rocas. Cala Tarida, con una espléndida playa de fina arena blanca regala un panorama realmente emocionante.

Playa d’en Bossa, con casi 700 metros de extensión entre Ibiza y San José, es famosa sobre todo por las discotecas y bares de sus alrededores; no es tan bella como las otras pero muy recomendada para los turistas jóvenes. La playa más grande de la isla de Ibiza es Talamanca, situada entre las localidades de Ses Figueretes y la Playa d’En Bossa.

Cala Tardia

Para los que buscan la paz absoluta os recomendamos Cala Llonga, con pequeñas calas de difícil acceso pero ideales para bañarse y descansar. También Cala des Moro, situada en una zona rocosa es perfecta para las inmersiones en el agua; en Cala Graciò encontraréis pequeñas calas tranquilas y familiares, muy frecuentadas por los residentes de la zona. También en Cala Codolar disfrutaréis de la tranquilidad de esta playa orientada a poniente.

Cala Llonga

Es Figuerals, ubicada en una zona turística, disponde de todos los servicios necesarios para practicar deporte. Para quien prefiera la vida mundana también en la playa, Ses Salines está muy de moda y es un punto de encuentro de personajes famosos. Forma parte del Parque Natural de Ses Salines, una área protegida por su alto valor ecológico y es muy famosa por la transparencia de sus aguas, la gran variedad de servicios que ofrece y sus proximidades con Ibiza.

Ses Salines

También Cala Llenya es una playa turística, dotada de una gran cantidad de servicios y donde existe la posibilidad de practicar numerosos deportes naúticos. También disfrutaréis en Es Cavallet, que es una de las playas nudistas más conocidas y pionera en su género en España. Para quien busca una playa particularmente sugerente desde el punto de vita natural, Cala d’Hort es de arena blanca y aguas trasnparentes. Por último Cala San Vicent es muy característica, gracias a la piscina natural que la forma.

Cala Llenya

Pero Ibiza no solo es playa. La zona de la ciudad, situada en la parte este de la isla tiene un centro bellísimo: conocida como Dalt Vila, es la expresión de la gran variedad cultural que ha estado presente en la isla durante años: fenicios, cartegineses y romanos han modelado toda su estructura.  Entre los edificios importantes destacan la Curia, la Catedral de estilo gótico y barroco y el Castillo.Tampoco podéis dejar de visitar el Museo Arqueológico de Ibiza, que recoge numerosas obras de la época fenicia y romana.

Dalt Vila

¡Que la disfruten!

Deja tu comentario