27 octubre, 2014 | Escrito por Amparo Moreno

La Underwater Room es una exclusiva habitación situada entre paredes de coral en mitad del océano Índico. Rodeado de especies marinas, la sensación es la de estar sumergido en una pecera, en una cápsula azul turquesa.

Manta-Resort-Underwater-Room-Photo

Este hotel submarino se encuentra en mitad del océano Índico y por 1.200 euros la noche (algo menos si se va solo). “Imagínate encapsulado en una burbuja azul turquesa”, expresa Genberg, mientras uno se pregunta por las grandes verdades de la existencia o se contemplan las constelaciones desde la cama de la azotea. Todo ello sin la más mínima contaminación lumínica, tan solo mecido por el mar.

Pemba+sea+life

La actual Underwater Room es el reciente anexo del resort Manta, situado en el extremo norte de la idílica isla tanzana de Pemba y especialmente indicado para enamorados y amantes de las profundidades submarinas. Las plantas superiores de la habitación bajo el agua que incluyen una sala de estar a la sombra y un cuarto de baño se ven desde la orilla.

The Manta Resort at Pemba Island has an underwater room

Y es a solo 250 metros de los bungalows donde se ha anclado la instalación de Genberg, que flota en una olla rodeada de paredes de coral. La sensación es la de estar sumergido en una pecera. Frente a las ventanas del dormitorio, que cubren casi una visión de 360 grados, se ven todo tipo de especies: mantas raya, tortugas, pequeños crustáceos y peces de colores.

993753_558347257547936_1673996459_n

Según explica, “algunos han convertido las paredes en su casa, pues les da protección frente a los depredadores. Es el caso del pez trompeta Nick”, cuenta quien se ha asociado con un equipo de ingenieros suecos para montar esta estructura flotante, cuyas líneas de anclaje comienzan a estar cubiertas de coral y donde lo bueno llega al ocultarse el sol. Es el momento más activo de la vida marina, que se contempla en todo su apogeo gracias a las luces de la plataforma.

underwaterroom-slide-21

No es el primer hotel bajo el agua que ve la luz sino el segundo, si bien resulta mucho más confortable. Emplazado junto a Cayo Largo, en Florida, el Jules Lodge se abrió en 1986 y se inspira en la novela 20.000 leguas de viaje submarino. Buscando ir mucho más allá a todos los niveles lujo, dimensiones, dorados los proyectos Poseidon, en las islas Fiji, y la ciudad Hydropolis, en Dubai, se quedan de momento en eso, en proyectos.

871C10764A40FBDA71A88D95CBF9B9_h498_w598_m2

Deja tu comentario