8 agosto, 2013 | Escrito por Angela De la vega

Para viajar a Kenia se debe preparar y planificar cada detalle. Primeramente debemos informarnos sobre el acceso al país. Es necesaria la obtención de un visado. Las características del mismo dependerán de la clase de viaje que vayamos a realizar.

Para obtenerlo nos pondremos en contacto con la Embajada de Kenia en España, que está situada en Madrid. El proceso requiere el envío del pasaporte original junto con su fotocopia y que esté en vigencia durante al menos seis meses entre otras cosas.

nairobi 7

Además es de suma importancia conseguir ciertas vacunas, como la de la fiebre amarilla que no es obligatoria pero tiene una duración igual que la del tétanos y es útil por si se regresa a cualquier país del continente africano.

También se debe tener en cuenta la situación del país en lo que respecta a la malaria. Cualquier mosquito puede ser vector de esta enfermedad por lo que se recomienda tomar pastillas contra esta enfermedad.

Algunos sugieren hacerlo algún tiempo antes del viaje para comprobar que no se tienen reacciones alérgicas al medicamento. También se recomienda el acopio de repelentes antimosquitos así como el uso de prendas con manga larga y mosquiteras.

Y, pese a que el sistema sanitario de la capital es excelente, siempre es mejor asegurarse de tener un seguro de viaje que garantice que en caso de tener problemas podamos solucionarlo de la manera más fácil posible.

El Shilling de Kenia, o Ksh, es la divisa del país, con divisiones de 100 céntimos. Si no se ha cambiado dinero en el lugar de origen siempre podemos acudir al aeropuerto en el que siempre hay una oficina de cambio de divisas y que abre las 24 horas.

nairobi

También se puede realizar esta transacción en hoteles, bancos y casas de cambio pero las tarjetas de crédito se aceptan en cualquier sitio. Fuera de Kenia es difícil que te cambien los Shillings por lo que se aconseja que al marcharte vuelvas a la oficina de cambio del aeropuerto.

La lengua que se habla en Nairobi es la misma de toda Kenia. El swahili es conocido por ser un idioma complicado incluida dentro del grupo de las lenguas bantúes y con grafías árabes.

Todo el continente se caracteriza por tener lenguas que son la amalgama de muchos idiomas diferentes, lenguas e incluso dialectos propios de los colonizadores se mezclan con los coloquios autóctonos. Además del swahili los oriundos de Kenia también saben hablar inglés.

La capital de Kenia, Nairobi, está considerada una de las ciudades más peligrosas de África. Su actual presidente está acusado de crímenes contra la humanidad y constantemente se tienen noticias de etnias que han sufrido abusos.

El carterismo, el secuestro de cooperantes de ONG’s y los atracos están al orden del día. Es por esto que no se recomienda viajar solo durante la noche y mucho menos a pie. Desplácese siempre en taxi, o coche de alquiler. El teléfono de emergencias, en cualquier caso, es el 999.

Para comer evite los comerciantes callejeros. Es más seguro acudir a restaurantes que tengan una licencia para servir comida. El agua de Nairobi es buena pero si no quiere problemas estomacales lo mejor es que beba agua de botella. En cuanto a la electricidad, los enchufes son iguales a los de Inglaterra, de tres púas con la misma tensión y frecuencia.

Deja tu comentario