30 septiembre, 2013 | Escrito por Angela De la vega

Viajar no solo es disfrutar sino también descubrir y aprender. Nuestro mundo tiene mucho que ofrecer aunque haya quien crea que únicamente si se mira hacia abajo.

cielo nocturno hem sur 4

Pero también el firmamento es magnífico desplegando los encantos del planeta. Sin ir más lejos, el cielo nocturno de invierno en el hemisferio norte, es de los más bellos paisajes estelares que podríamos contemplar desde la Tierra.

cielo nocturno hem norte

Sin embargo, nosotros no tenemos el privilegio de poder admirar el centro de nuestra galaxia al contrario de lo que ocurre en el hemisferio sur. El ‘Camino de Santiago’ o ‘Vía Láctea’ se convierte así en todo un espectáculo digno de elogio cuando se visita un país del sur del globo.

cielo nocturno hem sur 2

Una de las mayores maravillas que nos puede ofrecer nuestro sistema solar son los eclipses de sol, acontecimientos raros y únicos donde los haya. Cualquiera que asista a este tipo de sucesos sabrá que la sensación de un anochecer en mitad del día es algo peculiar e inexplicablemente mágico.

cielo eclipse sol

La próxima vez que la luna intercepte la luz del sol será el 3 de noviembre de este año y durará casi dos minutos. No será posible observarlo, no obstante, desde todos los puntos del mundo. Solamente en Gabón, Congo, Uganda Kenia y Etiopía tendrán la oportunidad de observar este raro fenómeno hacia el mediodía.

La foto por la que me odia el 99% de ASAAF

El siguiente eclipse tendrá lugar el 20 de marzo del 2015. Será una ocultación total que durará aproximadamente tres minutos. Podrá verse desde el Océano Atlántico, las Islas Faroe y las Islas Spitzbergen.

cielo eclipse luna

Casi un año después, un nueve de marzo, habrá otro eclipse total en Sumatra, Borneo, Islas Célebes, y Océano Pacífico en general. Y ese mismo año, el primer día de septiembre será ideal para visitar Madagascar o Mozambique y poder asistir a un eclipse anular de tres minutos de duración.

1 Comentario

  1. Mila Sanz dice:

    SIN PALABRAS.

Deja tu comentario