30 septiembre, 2013 | Escrito por Amparo Moreno

Loch Ness.
Loch_Ness
Este lago, situado en plena Escocia, es un bello lugar para visitar y es conocido por la leyenda que le persigue, pues supuestamente habita un mounstruo en él: Nessie. Así pues, tiene una extensión de 56 km cuadrados, aunque lo que más llama la atención es su impresionante profundidad: hasta 226m en algunos puntos.

Lagos de Plitvice.
lagos
Este impresionante Parque Nacional se compone de 16 lagos unidos entre sí, en el interior de Croacia. A su vez, destaca el color turquesa de sus aguas, así como las conocidas cascadas que lo caracterizan. Por otra parte, sus más de 30.000 hectáreas de bosques constituyen un precioso espacio para la relajación y la tranquilidad.

Lago di Como.
800px-Bellagio_2
A tan solo 55 kilómetros de Milán se halla este lago, el tercero más importante de Italia y uno de los más profundos de Europa. Con más de 146km cuadrados de agua dulce, destaca la Isla Comacina, la única del lago en la que se han encontrado restos romanos. Se puede visitar realizando una excursión en barco, o bien parar a tomar algo en sus restaurantes con encanto.

Lagos de Covadonga.
2223431139_c57588d665_b
Dos pequeños lagos de origen glacial, el Enol y el Ercina, forman el conjunto de los Lagos de Covadonga, situados en el Parque Nacional de los Picos de Europa (Asturias). Cada vez son más los turistas que se acercan a sus aguas, en concreto los ciclistas, a los cuales se les ofrecen pruebas en el entorno.

Deja tu comentario