14 enero, 2014 | Escrito por Ana Bort
Recomendar122,"og_object"

Banksy ha sido el primer graffitero de la historia que se ha convertido en objetivo de artistas, coleccionistas de arte, críticos y público y que ha dividido entre dos a todos esos grupos, ¿debe considerarse una forma de arte lo que hace? ¿valen millones sus dibujos a plantilla?

Una búsqueda en Google pone como primera información que la actriz norteamericana Gwyneth Paltrow, casada con el cantante de Coldplay Chris Martin, se gastaron hace unos días medio millón de euros en una obra de Banksy en una subasta benéfica.

Y en Cisjordania los guías turísticos locales no solo ofrecen tours por los lugares más importantes de la zona, sino también por los sitios donde Bansky dejó como legado sus graffitis entre 2005 y 2007. Hace unos meses, en Nueva York, se organizó una pequeña tienda improvisada en la que se vendieron (o intentaron vender) algunas de sus obras, aunque sin mucho éxito. Eso es Bansky, contradicciones y desconcierto.

Esto da muestra del alcance y popularidad del graffitero, del que nadie conoce su verdadero nombre. Su leyenda comenzó en Londres, donde se inició en esta aventura de crear graffitis diferentes, contestatarios, originales y sin duda, con un lenguaje universal.

Es por ello que una de las rutas turísticas alternativas por la ciudad del Támesis podría ser sin duda ir al encuentro de las numerosas obras de arte que este famoso graffitero ha dejado allí para la posteridad o mientras los servicios de limpieza y el Ayuntamiento las respeten.

Vamos a hacer un repaso por algunos de sus graffitis más compartidos, famosos y diferentes encontrados tanto en Londres como en el resto del mundo. Muchos de ellos solo duraron unos meses en la pared, otros días y algunos de ellos todavía perviven, aunque nunca se sabe por cuanto tiempo.

Uno de los más famosos es el que muestra al empleado del servicio de limpieza borrando una pared en la que se representan dibujos prehistóricos como una clara crítica a quienes consideran el graffiti como vandalismo y no como una forma de expresión.

banksy 01

Banksy siempre ha tenido el objetivo de desvirtuar y cuestionar a las autoridades, ya sean políticas o ya sean las fuerzas del estado y por ello uno de los graffitis más populares y que más risas han provocado ha sido el de los dos policías británicos dándose un apasionado beso.

banksy 02

Uno de los más polémicos y que menos comprendido ha sido el que reproduce la famosa fotografía de la niña vietnamita corriendo sin ropa quemada por el napalm, pero que aparece con las manos cogidas de Mickey Mouse y Ronald McDonald, dos de los símbolos de la cultura estadounidense.

banksy 03

La cultura de Norteamérica aparece muchas veces ridiculizada o tratada en sus graffitis, como es el caso de este, en el que Bansky retrata a los protagonistas de ‘Pulp Fiction’ de Tarantino portando dos plátanos en vez de dos pistolas.

banksy 04

Los niños aparecen en muchas ocasiones en sus obras para denunciar el mundo sin oportunidades en el que viven. Como por ejemplo en este parking convertido en ‘park’ (parque) para una niña que se columpia.

banksy 05

O en este caso, en el que no se puede jugar al balón.

banksy 06

Uno de los más duros, en el que aparece un niño, probablemente esclavo, cosiendo banderas de Reino Unido en una vieja máquina de coser.

banksy 07

Y otro en el que los niños también son protagonistas es en el que una niña es la que registra a un soldado y no al revés.

banksy 10

También son muy habituales aquellos que denuncian la vigilancia extrema y a veces sin sentido de las autoridades.

banksy 08

Y sobre todo, cómo esas mismas autoridades y el mundo que están construyendo alejan a la gente de sus sueños, de sus metas y sus vidas plenas.

banksy 09

Hacer un recorrido por lo que Banksy retrata, sea o no sea una obra de arte, es reconocer las carencias del mundo actual, sus denuncias y cómo debemos alzar la voz contra lo que no nos deja progresar. Por lo tanto, que su obra se conozca quizás ayude también a levantar algunas conciencias. Te animamos a difundir este pequeño repaso por sus graffitis, porque un pequeño gesto para despertar a la voluntad de la gente puede hacer mucho.

5 Comentarios

  1. Manuel dice:

    “…aunque también se le ha desvirtuado por participar en muestras de museos…”
    Ahí has desvirtuado el significado de la palabra desvirtuado, que significa alejado de la versión original y no que su virtud haya sido echada a menos, como entiendo que afirmas.

  2. Ana Bort dice:

    ¡Buenos días Manuel! Gracias por tu apunte, aunque si buscas los sinónimos de ‘desvirtuar’ encontrarás que se puede utilizar como ‘desmerecer’ o ‘estropear’, entendiendo pues que muchos seguidores le han quitado valor, le han desmerecido por llevar su obra a grandes museos. De nuevo, gracias por tu corrección :) ¡Un saludo!

  3. Gracia dice:

    Muy bueno el post, me ha encantado! La próxima vez que vaya a Londres sin duda intentaré encontrar algunos de estos graffitis 😉

    Un saludo

  4. Daniel dice:

    Grande Banksy, muy buen post! Tuve oportunidad de ver su exposición en Bristol. Alucinante! Espero hacer un post pronto en mi blog :) http://www.universaltraveler.org saludos!

  5. Domingo dice:

    Otra vez los puristas, se alejan de lo verderamente importante: una voz pintada en los muros que toca conciencias y hace denuncia, no importa si en las calles o en los museos, así como no importa si la protesta la canta un músico clásico o un cantor de callejero, la verdad siempre será verdad no importa donde se exprese. Eso es lo que importa al fin de cuentas.

Deja tu comentario