10 noviembre, 2014 | Escrito por Amparo Moreno

Pasear por una playa o recorrerla en bicicleta no tienen por qué ser planes exclusivos del verano y el buen tiempo. La arena, el mar y el cielo siguen estando en el mismo sitio durante la temporada invernal, de modo que con la llegada del frío podéis continuar disfrutando de los paisajes que os mostramos a continuación.

1. Playa de Castilnovo, Conil de la Frontera (Cádiz)

Son muchas las playas que pueden visitarse en Cádiz, pero Conil de la Frontera ofrece un sector natural distinguido en toda la zona costera, en el cual destaca la torre rectangular de Castilnovo.

Para acceder a esta playa hay que caminar unos dos kilómetros desde Conil, por un sendero paralelo al mar, que cruza por un puente peatonal la desembocadura del río Salado, alejado de los edificios y urbanizaciones.

section_image_259_rounded_720_266_10x10x0x0_croped

Tanto este paseo a la playa como el disfrutar de la puesta de sol son dos opciones magníficas para disfrutar de la tranquilidad y la calma del mar.

2. Cala de Llebeig, Poble Nou de Benitatxell (Alicante)

DSCN3429

En la Costa Blanca se ubica esta cala a la que solo puede accederse desde una ruta senderista, con unos 2,5 kilómetros de longitud y un nivel de dificultad fácil y apto para todos los públicos.

dsc_0289

Aunque son pocos los que conocen este rincón costero de Benitaxtell, sin duda la visita merece la pena. Entre pinos, palmitos y una rica vegetación mediterránea hallaréis la cala de Llebeig, junto al sonido de sus olas y los colores de tonos azulados que caracterizan su agua.

DSCN3441

¡El paseo de 45 minutos hasta allí habrá servido para disfrutar de sus maravillosas vistas!

3. Praia do Rostro, Fisterra (A Coruña)

Praia_do_Rostro_-_Fisterra_-_02

Esta gran playa se encuentra junto al faro de Finisterre, uno de los extremos de la Península Ibérica, bañado por el Océano Atlántico.

Praia-do-Rostro

Son muchas las historias que narran acerca de la Costa da Morte, pero desde luego la Playa de Rostro invita a pasear y a disfrutar de la flora y fauna atlántica, además de observar a los surfistas cómo cabalgan las enormes e impresionantes olas.

1389704383_363766_1389704911_album_normal

Otro tipo de playa, cuyas aguas son bravas y poderosas. Otro tipo de playa en la que combinar largos paseos con una buena chaqueta.

4. Playa de la Cocina, Isla de La Graciosa (Islas Canarias)

p159754058-3

En el suroeste de La Graciosa descubrimos varias playas insólitas y a las cuales se accede solo tras realizar una pequeña excursión. Este es el caso de la excelsa Playa de la Cocina, ubicada bajo la montaña Amarilla.

Imagen 1

El mejor momento para acudir es cuando la marea está baja, y así poder disfrutar de un pequeño y relajante baño de pues en su agua verdosa y clara. Más de cincuenta metros de arena harán que podáis escoger en qué sitio tumbaros a descansar, o simplemente, a disfrutar de esta experiencia de belleza natural.

5. Dunas de Oliva, Oliva (Valencia)

_may9696-4

Más de diez kilómetros de playa y dunas tiene Oliva, en los que pasar el día disfrutando del buen clima que hay todo el año y la brisa marina.

OLIVA-PLAYA1-750x434

Lo ideal es acudir en coche hasta la playa de Aigua Morta, y una vez aparcado, acceder a la playa habiendo atravesado el campo dunar. Ahí podréis difrutar de toda la arena que queráis, entre huertos, marjales y dunas.

3pic-pcuh-smartblend-1

Deja tu comentario