Con una extensión geográfica de cerca de veinte kilometros cuadrados, la Isla Mariposa se encuentra como una de las primeras en el ranking de maravillas balnearias del mediterráneo.

A simple vista, nada más desembarcar del ferri, percibiréis que es una ciudad de tradición marinera. Todos los decoros, arquitectura y disposición arquitectónica, dibujan el arraigo por la pasión que, sus 3000 habitantes y sus miles de turistas,  sienten gracias a sus aguas paradisiacas.

 Cómo llegar:

La conexión directa viene desde Trapani a nueve millas. Puedes comprar el billete de ida y vuelta en el  mismo puerto y un rato antes de querer partir hacia la isla, por un precio muy económico, puedes disfrutar de baños en agua marina pura y cristalina.

El medio de transporte, una vez llegas a la isla es la bicicleta. Alquilar una bici, es muy fácil y conveniente. Dirígete a la plaza central y verás distintos negocios donde por pocos euros podrás alquilar tu bici y recorrer las increíbles calas con el mapa de la isla.

Debes degustar el típico granizo de limón acompañándolo de los exquisitos dulces típicos de la zona, así como el cous-cous típico de la isla hecho a base de marisco y pescado; el más sabroso es el de langosta.

Qué ver:

Las calitas de arena dorada de Punta Lunga, las aguas de Cala Azzurra  o la arena coralina de Cala Rossan son lugares imperdibles. Otro de los atractivos de la zona son las grutas. Entre las mejores destacan la Gruta delle Stelle, la Gruta del Pozzo y las Grutas de Zicarra. Todas ellas de pasajes rocosos donde el agua, la luz del sol y los peces se abrazan y producen escenas que parecen ser un episodio del mismísimo Cousteau.

El Palazzo Florio es el edifico más representativo de la nobleza de la época del esplendor de la isla. Inicialmente  antigua atunera que fue comprada y restaurada bajo la doctrina del Art-nouveau, por la familia de Nobles Florio  y que, posteriormente, albergaría a multitud de famosos que pasaron por la isla.Actualmente pertenece al Ayuntamiento de Favignana.

San Nicola es el punto de mayor concentración arqueológica, pues se pueden todavía ver construcciones y yacimientos de mármol de época romana, que son verdaderas obras de arte.

italia

Cómo disfrutar gratis de la isla:

–          Practicar esnokel, en la multitud de calas de la isla de ricos fondos marinos.

–          Admirar la vegetación y faunas autóctonas en bicicleta. Con la bici puedes llegar hasta a los sitios más inimaginables.

–          Adentrarte en las grutas con pescadores locales.

–          Vivir el romántico  y famoso atardecer  de Punta sottile, donde el sol besa el faro de la isla al despedirse de la ciudad.

–          Vista panorámica de toda la isla desde el castillo de Santa Catalina.

–          Pasear por el lujoso paseo del puerto deportivo.

–          Fotografiar la isla de Levanzo, situada a pocas millas de Favignana.

El lujo del mar:

El hotel jardin de Constanza es la mejor opción para relajarse en las proximidades de los puntos de mayor interés de la isla. Su spa, su arquitectura de influencia musulmanas y su ubicación, son los puntos fuertes de este hotel DElujo, donde la noche cuesta 300 euros por persona y noche.

¿Quieres ver yates imponentes?

Pues entonces tenéis que llegar al pequeño puerto de la isla, donde se encuentran los yates de turistas que practican el yachting champagne. Lanzarse al agua y tomar una copa bajo un baño de sol es la atracción por excelencia de los turistas que van disfrutar las estupendas calas de la isla.

Para comer bien, tenéis que ir a Sotto Sale, comida de diseño servida en ambiente minimalista y cómodo. Sus platos se caracterizan por la frescura de sus alimentos y la creatividad con la que son combinados. El precio por persona oscila entre los 50/60 euros.

Buen viaje!

Deja tu comentario