21 noviembre, 2014 | Escrito por Amparo Moreno

Granadaa

Entre los tres planes diferentes para ver granada está el paseo por el Realejo, entre palacetes nazaríes y renacentistas y conventos del siglo XVI. Visita guiada por la imponente sede de Caja de Granada y descanso en el claustro del palacio de Santa Paula. Sé el más original en tu visita a esta preciosa ciudad.

Granada y Sierra Nevada-2

1. El barrio del Realejo

No hay turista que no suba hasta el barrio del Albaicín. Desde allí, las vistas sobre la Alhambra son insuperables y el dédalo de callejas promete tipismo. Sin embargo, aunque mucho menos conocido, el barrio del Realejo, junto con el de Antequeruela, tiene también su atractivo. El Realejo primitivo surgió de los arrabales de los Alfareros, siendo extramuros de la medina musulmana.

22166474

Era en los arrabales donde la realeza construyó sus almunias, o casas de recreo, para descongestionar la ciudad árabe. Actualmente está en plena restauración a la espera de abrirse al público. Su interior reserva una espléndida cúpula de par y nudillo, zócalos alicatados y azulejos de reflejo metálico.

Plaza

Tras la caída del reino nazarí, el Realejo se convirtió en ciudad conventual por excelencia. Se fundaron, entre otros, los conventos de las comendadoras de Santiago, el de Belén y el de Santa Cruz la Real, de la orden dominica, uno de los mayores y más influyentes. Un pasadizo comunica lo que queda con la iglesia de Santo Domingo, también del siglo XVI, muy estropeada, pero con sorprendente portada de tres arcos apeados sobre columnas dóricas.

261331882_67eb4714cb_o-640x640x80

El centro del barrio es la plaza del Príncipe, un espacio triangular, con una espesa arboleda, un área empedrada y un Cristo de los Favores rodeado de macetones floridos. La plaza está rodeada de tascas y restaurantes, y desde ella se contempla la inefable silueta del hotel Alhambra Palace y la Fundación Rodríguez-Acosta. Además, desde allí se trepa cuesta arriba hacia el barrio de la Antequeruela en dirección a la Alhambra.

realejo1

2. Caja de Granada

baeza3 (1)

La sede central de la Caja de Granada se ubica en las afueras de la ciudad. Aunque inserto en un polígono industrial de escaso interés, se trata del último icono de la ciudad, hasta el punto de que las visitas guiadas por el mismo, a cargo de la propia caja, se han multiplicado, pasando a formar parte de la oferta cultural al uso.

Centro_cultural_Caja_Granada

Austero y elegante en su exterior, con el hermetismo propio del cubo que representa, su interior revela toda la capacidad para provocar emoción. Destacan su enorme patio interior de hormigón sostenido sobre cuatro pilares de 30 metros de altura, las cascadas de sol que, a través de los lucernarios de la cubierta, lo convierten en un impluvium de luz, y las transparencias causadas por las paredes interiores de alabastro.

_033

De distribución sencilla, las oficinas se ubican en torno a este atrio con circulación en anillo, asomando tanto a su interior como al exterior. Al tiempo que cumple perfectamente las necesidades planteadas por la caja: agrupar a los más de 600 trabajadores y ahorrar energía.

Caja-Granada

3. Palacio de Santa Paula

5d51dp09

Es el único hotel de cinco estrellas de Granada y está ubicado en plena Gran Vía. Se trata de un convento del siglo XVI con claustro renacentista, todo ello restaurado y recuperado con gusto exquisito y criterios respetuosos, a cargo del arquitecto Lorenzo Marqués y su equipo.

Una de las viviendas árabes se reparte en torno a un pequeño patio porticado por tres de sus lados, y posee otro patio con capiteles califales y un arco de yeso con decoración tallada. En esta zona, la más íntima y cotizada por los clientes, se encuentra la habitación 132, rematada por un espléndido alfarje de madera polícroma y labrada, que muestra una caligrafía árabe de motivos religiosos.

hotel_santa_paula

La otra zona del hotel se distribuye alrededor del patio renacentista con sus arcadas de medio punto y su galería superior, formada de arcos escarzanos. En este espacio en el que predominan la piedra y el ladrillo se celebran toda clase de actos. A un lado se sitúa la que fuera la iglesia, con dos armaduras mudéjares y muros cubiertos de frescos. Y asomando a la antigua capilla, que hoy sirve para organizar recepciones, a través de unas celosías se ubica la llamada suite del Obispo, una habitación de 100 metros cuadrados en planta.

ac_palacio_de_santa_paula

Deja tu comentario