14 marzo, 2013 | Escrito por Miguel Angel

Si hay un hotel que destaque en Edimburgo por su clase y poderío, ese es el Balmoral Hotel. Cuenta con cinco estrellas y está situado al final de una de las calles más céntricas de la ciudad, Princes Street. Tiene sede en una impresionante torre con reloj y sus 188 habitaciones harán las delicias a los clientes más poderosos.

Balmoral Disfrutar de una visita guiada por el imponente castillo de Edimburgo no es apto para todos los bolsillos, pero merece la pena las vistas desde lo más alto de la ciudad. La curiosidad es que cada hora se escucha un cañonazo desde lo más alto del castillo.

En muchos puntos de la ciudad, guías locales y extranjeros os ofrecerán visitas privadas para recorrer el casco antiguo. Edimburgo cuenta con una parte subterránea donde dicen, todavía habitan fantasmas.

Para los amantes del buen whisky, nada mejor que realizar una degustación en el “The Scotch Whisky Experience”. Situado en las inmediaciones del castillo de la ciudad, en este precioso edificio podrán escuchar la historia de esta bebida, cenar e incluso celebrar fiestas privadas.

w

La indumentaria típica escocesa suele ser bastante costosa. El kilt o la falda para hombres es diferente según la familia a la que pertenecen y los señores se suelen vestir con él para acudir a fiestas muy elegantes o matrimonios.

Para disfrutar de las mejores compras en Edimburgo, la calle más importante es Royal Mile. Por otra parte, las tiendas más modernas se encuentran en la zona de Grassmarket. En George Street podemos dar una vuelta y admirar los escaparates más lujosos de la ciudad, así como también en William Street.

Por último, Edimburgo cuenta con  cinco restaurantes con Estrella Michelin: Number One, 21212, Castle Terrace, Martin Wishart y Kitchin. Todos ellos especialistas en una cocina refinada a base de productos locales.

Buen viaje!

Deja tu comentario