20 abril, 2015 | Escrito por Mar Chorda
Recomendar13,"og_object"

Hoy nos trasladamos a Bristol, una ciudad a simple vista tranquila, donde sus ciudadanos transcurren su vida serena a la ribera del río Avon.
Pero lo diverso de esta pequeña ciudad inglesa no sucede cuando se mira a altura real, sino cuando se mira hacia el cielo.

Bristol esconde algo que la hace diferente y por ello especial. No es un lugar que destaque por sus paisajes o sus monumentos, sino que su pizca de atractivo viene aliñada por sus paredes. Una cantidad de graffitis rinden a Bristol como protagonista de lo alternativo, de la creatividad y de la imaginación.

Y el padre de los diseños no es otro que Bansky, abanderado del street art británico.
Desconocido por los medios de comunicación, este artista comenzó su obra en las calles de Bristol, su ciudad natal. Poco después se hizo famoso en el mundo entero y siguió plasmando sus famosas estampas.

Éstos son algunas de las escenas del excéntrico grafitero con las que os toparéis si paseáis por Bristol:

1. Uno de los más famosos se encuentra al lado de un barco en el puerto de la ciudad. Al haber sido diseñado por la parte que roza con el agua, es solo visible desde la parte opuesta del río y por la posición, deducimos que ha sido dibujada desde una pequeña embarcación.

BANSKY

2. Otra de sus celébres obras se encuentra en Park Street y representa una ventana con un hombre desnudo que parece deslizarse, mientras su amante y el marido de ésta, se asoman para buscarlo. El realismo con el que está representado este graffiti no deja indiferente a los turistas que pasan por la zona.

BANSKY VENTANA

3. Para ver otras obras de Bansky tendríamos que acercarnos al barrio de Stokees Croft, uno de los barrios más alternativos de Bristol. Toda la zona es una galería abierta y coloreada. También en la zona de Easton, un poco más alejada del centro, tienen cabida las obras más antiguas de Bansky.

BRISTOL

¿Con cuál os quedáis?

bristol

bristol2

Nosotros con esta:

bristol 3

Deja tu comentario