2 septiembre, 2013 | Escrito por Ana Bort

Denia es una localidad preciosa que visitar y vale la pena hacer el viaje hasta este rincón de Alicante, sobre todo si se tienen en cuenta los siguientes consejos:
1z0-042

– Como es natural, el momento en el que más visitantes hay en Denia y cuando el turismo se hace más molesto es en agosto. Pero su localización inmejorable al lado del Mediterráneo hace que pueda disfrutarse de ella de igual modo (aunque con baños fríos en el mar) en mayo o junio y así ver menos turistas y más monumentos.

– El Montgó, la preciosa montaña que cerca Denia con el mar, aparte de ser uno de los espacios naturales más bonitos de la zona, también hace que el clima de la localidad sea muy cambiante y diferente al de los pueblos de alrededor. Cuidado con la gota fría de septiembre y con el viento, que sopla fuerte en Denia. Hay que tener en cuenta estos fenómenos para visitar la ciudad sin imprevistos.

– Como Denia está muy cerca de Valencia pero pertenece a Alicante, llegar a la ciudad en transporte público puede ser un poco caro y con mala combinación. Hay autobuses que salen diariamente de Valencia hacia esta localidad costera, pero cuestan 11€ el trayecto. No hay tren desde Valencia aunque sí que hay Tram desde Alicante y puede llegarse tanto por la carretera nacional como por la autopista de peaje.

– Cuidado con los turistas. Denia es muy apreciada por el turismo extranjero y sus coches con el volante a la derecha y sus automóviles alquilados colapsan la ciudad, ya que en muchas ocasiones van perdidos y suelen conducir bastante más despacio que los españoles. Si se llega a Denia en coche, debe tenerse en cuenta que habrá que tener un plus de paciencia en la carretera y por el centro de Denia si se cruza con turistas o vecinos extranjeros.

– Denia cuenta con una pequeña red de autobuses metropolitanos y otra que se extiende por las inmediaciones de la ciudad, muy recomendable para ir de un sitio a otro.

– Si acude a Denia a un apartamento alquilado y tiene que llenar su nevera para esos días, le recomendamos que acuda a su supermercado habitual en la ciudad, donde además de los productos clásicos españoles encontrará selecciones de zumos, quesos, carnes, salsas, panes y otros productos típicos alemanes o ingleses. Los supermercados mantienen así ‘contentos’ a las comunidades extranjeras que viven todo el año en Denia y permiten a sus vecinos y visitantes españoles probar otros sabores sin pagar demasiado. 1Z0-146

Deja tu comentario