15 marzo, 2013 | Escrito por Miguel Angel
Recomendar6,"og_object"

1) Lo primero es conseguir un mapa. Roma es muy grande y no es  difícil perderse. Es importante tener controlados los horarios de metro y bus y las conexiones entre ambos para poder desplazarnos de una parte a la otra.

2) Hay que organizarse bien la jornada, ya que los lugares de interés turístico están lejos unos de otros y ser consciente de que hay que caminar muchísimo para poder ver todo en pocos días.

3) En Roma se come a la una y se cena sobre las ocho. Los horarios comerciales también son diferentes, ya que a las ocho de la tarde ya encuentras cerrados hasta los supermercados.

4) Hay muchas trattorias o restaurantes típicos italianos dirigidos por familias romanas donde la comida es casera y exquisita. Es aconsejable ir a comer o cenar en restaurantes de este estilo y no a los de menú turístico.

5) En Roma hay que disfrutar del buen café italiano. Pero la tertulia cafetera española no existe, es decir. los bares están formados sólo por una barra en la que pasan miles de personas al día sin sentarse a comentar la jornada.

6) Es conveniente ir a los hoteles de las zonas no tan céntricas, ya que los precios bajan notablemente y con un metro o un autobús se puede llegar a los lugares fácilmente.

Ahora ya estáis listos para pasar unos estupendos días en la capital italiana.

Deja tu comentario