14 marzo, 2013 | Escrito por Miguel Angel
Recomendar5,"og_object"

1) Llevar siempre, absolutamente siempre un paraguas en el bolso. Pese a que haya salido el sol, en Edimburgo en cualquier momento se puede poner a llover. Es importante recordar que no suele llover a raudales, pero es igual de molesto.

2) Mucho ojo con los vehículos, recordemos que circulan por el lado contrario al que estamos habituados. Atención también a la hora de cruzar los semáforos.

3)  Conviene cambiar el dinero antes de llegar a Escocia, ya que el cambio sale positivo.

4) En el reloj tendremos que atrasar una hora.

5) Los horarios de las comidas y cenas son diversos: comen sobre la una y cenan más o menos sobre las siete de la tarde.

6) Siempre suele hacer frío, hasta en agosto. En invierno suele nevar y las temperaturas rondan los negativos.

7) No os esperéis una ciudad rica en cuanto a su gastronomía. Edimburgo está llena de fast foods y de restaurantes de cocina de otros lugares.

8) La ciudad no es peligrosa, pero conviene evitar zonas como Leith a altas horas de la madrugada.

9) A los perezosos que van a comprar a los supermercados tarde, en Edimburgo encontramos un par que se mantienen abiertos incluso pasadas las 23.00 de la noche.

Con estos consejos podréis disfrutar de una manera más tranquila de la ciudad escocesa.

Deja tu comentario