20 octubre, 2014 | Escrito por Amparo Moreno

Con vista como si de un pájaro se tratara, cada amanecer, más de un centenar de globos recorren el cielo de Capadocia. El mejor momento para hacer este viaje es, sin duda, entre los meses de abril y noviembre, cuando la brisa y el buen clima recorren este mágico lugar.

cappadocia4

La caprichosa erosión de siglos y la intervención del hombre dieron forma a Capadocia, un terreno surrealista y cautivador ubicado en Anatolia central (Turquía) y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992. En un radio de no más de 30 kilómetros se tiene acceso a una fantasía en piedra que incluye iglesias, monasterios, ciudades subterráneas, pueblos trogloditas (como Zelve, que parece formar parte del decorado de Los Picapiedra ), y un museo al aire libre situado en Göremen que reúne la mayor concentración de templos de la zona (construidos en- tre los siglos VI y XII).

cappadocia09

Además, bajo la superficie de Capadocia hay más de 100 ciudades subterráneas. Estos hormigueros humanos llegaron a cobijar a 50.000 personas y disponían de almacenes, iglesias, establos. que se han conservado especialmente bien en Kaymakli y Darinkuyu. No menos llamativas son las fortalezas construidas en las elevaciones del terreno, como los de Ortahisar y Uçhisar, que alcanzan los 100 metros, y las chimeneas de las hadas, las formaciones rocosas más fotografiadas de toda Capadocia y que están cerca de Ürgüp.

amanecer-2553779k

Pero si interesante es visitar la zona a pie, no menos sugerente resulta hacerlo desde el aire. Casi todas las mañanas del año, y especialmente entre abril y noviembre, más de un centenar de globos despegan de la llanura anatólica para ver salir el sol. El progresivo avance de la luz del día va extrayendo todos los tonos del terreno como púrpuras, carmesíes, naranjas o amarillos y desvelando las fabulosas formas del paisaje: piramidales, en aguja, campaniformes, pedunculares. La duración media de los vuelos es de una hora y media y se suelen realizar en grupos de hasta 25 personas o de forma privada y el precio oscila entre los 175 y los 250 euros.

¡Disfrutad de esta experiencia única!

Deja tu comentario