15 octubre, 2014 | Escrito por Amparo Moreno

España ofrece opciones muy diversas para disfrutar de un camping: desde dormir en lujosas jaimas hasta pasar una noche en la cabaña en un árbol. Un camping temático, ‘glamping’ o camping de lujo, y otras formas de acampar, os están esperando.

– Dormir mil y una noches

En Benissa, un pueblo cercano a Alicante, se encuentra esta jaima donde más de uno pasaría mil y una noches. Al contrario que en la mayoría de campings, no es necesario salir de la tienda para ducharse o preparar la comida, pues tiene baño y cocina incorporados.

a_refugio-marne-a

La Jaima de Refugio Marnes fue fabricada, a medida, por un especialista que trabajaba para la familia real de Marruecos, llamado Bouchaib Madhar. Su inspiración vino de las tiendas de campaña beduinas, cuidado hasta el último detalle: desde la carpa roja, verde y amarilla hasta las alfombras, lámparas o cojines donde tomar el té al más puro estilo marroquí.

548-2-luxury-tents-beach

La jaima puede albergar hasta cuatro personas en su interior, de 10 x 05 metros, más a parte disfrutar de sus alrededores en las casi 20 héctareas de terrero propio que tiene. Alquilarla una semana ronda los 663 euros, ya que se trata de el ‘glamping‘ (unión de glamour+camping) en su máximo explendor.

– Dormir en la cabaña de un árbol

Nunca habías podido estar tan cerca de realizar tu sueño: dormir en la cabaña de un árbol como en muchas películas es habitual. Llegar hasta el refugio por medio de un puente colgante y una escalera, o que te suban el desayuno en una cesta de mimbre por una polea son algunas de las características de este tipo de camping.

cab_home

¡Estás de enhorabuena! En esto consisten las cabañas de los árboles, ‘Cabanes als arbres’ ubicadas en Sant Hilari Sacalm, en Gerona.

cabaña 2

Con vistas a los Pirineos y al Montseny, sin electricidad ni agua corriente podrás pasar la noche en una cabaña de madera construida alrededor del tronco del árbol.

imagewe

Como pájaro que duerme en su nido, por unos 130 euros podrás pernoctar viviendo tu sueño y disfrutando de la experiencia, la tranquilidad, y del espectacular paisaje.

– Dormir en un oasis de tranquilidad y paz

 En el valle del Guadalhorce, en Málaga, se encuentra un exclusivo camping llamado Casa de Laila, que dispone de tan solo cinco tiendas de campaña equipadas con alfombras, una hamaca y una cama a ras de suelo.

casa_de_laila_belltent_interior

El precio por noche para dos personas ronda los 65 euros, con el desayuno incluido. Este consiste en un amplio y delicioso buffet libre con café, té, zumos, yogur griego, fruta fresca, mermeladas y queso, cereales, varios tipos de pan y muesli.

casa_de_laila_la_laguna_3

En este lugar dedicado al descanso, es posible dormir hasta que el sonido de los pájaros y la luz del día te lo permitan, ya que no hay electricidad.

casa_de_laila_cheese_platter_2

Estas tiendas de cinco metros de diámetro son la opción perfecta para un retiro en el cual estar en contacto con la naturaleza y olvidarse de la ciudad por unos días.

casa_de_laila_weddings_tabledecoration_4

– Dormir en un camping de manera ‘natural’

Los campings naturistas se han convertido en una manera de entender la acampada sencilla, económica y natural. Sol, playa y poca ropa es lo que encontraréis en uno de los más populares de este tipo: Camping Almanat, en la Costa del Sol (Málaga).

1220_20130410211427

En estas variantes es obligatorio ir desnudo a comer, a nadar, a practicar deporte, e incluso, a dormir. Además, tiene un acceso directo a la playa, otro a pistas de pádel, campo de fútbol, jacuzzi y demás instalaciones necesarias para pasar unas vacaciones estupendas sin tener que salir del recinto.

ES88100-1

Respecto al coste de la estancia, por noche dos adultos y dos niños en temporada alta, este es de aproximadamente de 40 euros.

– Dormir viajando en el tiempo

Pensado para familias con niños o para apasionados de la historia, Excálibur es un complejo de vacaciones de temática medieval, ubicado entre Benidorm y Alfaz del Pi, en la provincia de Alicante.

20293710

Todas sus instalaciones, desde la piscina hasta los restaurantes, están inspiradas en el mundo medieval. De hecho, podréis cenar en un castillo donde presenciar verdaderos torneos de caballeros. Por lo demás, se trata de un camping normal y corriente con sus parcelas para instalarse y sus zonas comunes, eso sí, todo de primera categoría.

imagen4883g

Más o menos el precio para una familia compuesta por dos adultos y dos niños con caravana y tienda se halla en torno a 40 euros la noche en temporada alta.

Imagen 1

Sin duda alguna, estas insólitas formas de alojamiento por nuestra geografía deberéis tener en cuenta para las próximas vacaciones.

Deja tu comentario