Qué París es una de las ciudades más bonitas del mundo es algo innegable. Por esta razón, la capital francesa es destino de muchas parejas por San Valentín.

El día de los enamorados es una fecha señalada para hacer una escapada a la ciudad de la luz. La ciudad parisina es un regalo perfecto entre parejas. Bohemia donde las haya, cada recoveco desprende un esplendor memorable.

El que viaja a París, desea volver. Recorrer sus hermosas calles, comer sus típicos crepes y quiches, pasear por la orilla del río Sena o sentirse el rey de Francia desde lo más alto de la Torre Eiffel son planes que no podemos dejar pasar.

Quien no ha viajado a París aún no ha conocido qué es la belleza. Y es que, ya sea por la elegancia transmite su propio nombre, la mezcla de culturas o la variedad armoniosa de rincones, entre otros muchos aspectos a destacar, París enamora.

Porque, como dijo Audrey Hepburn “París es siempre una buena idea”.

10 planes originales en París para San Valentín:

Poner un candado en el Pont des Arts y tirar la llave al Sena

No permitas que vuestra historia termine. Cierra vuestro corazones con un candado en el Pont des Arts. Señala las iniciales de cada uno de vosotros y tirad la llave al Sena para que nadie la encuentre.

Pont-Arts-Paris-Pascal-SegretainGetty_TINIMA20130822_0580_5

Atardecer en la Torre Eiffel

Di adiós a un día en París desde su lugar más emblemático, la Torre Eiffel. Disfruta la puesta del astro rey va cambiando con su luz los colores de la capital francesa.

6933220-eiffel-paris-sunset

Visitar Sacré Coeur en Montmartre y termina en Moulin Rouge

Pásate por esta famosa basílica de estilo románico-bizantino situada en uno de los barrios más puros de París. Zona copada por artistas de toda índole, es una de las partes más especiales que no puedes perderte. Además, no te puedes perder un espectáculo nocturno en uno de los cabarets más famosos del planeta, Moulin Rouge.

phml-01-sacre-coeur

Notre Dame

La catedral por excelencia de París es una visita obligada. La visita es gratuita, sin embargo, subir cuesta unos 6 euros por persona. Y no, no hay ascensor. A pesar de ello, merece la pena ver la ciudad francesa desde alguna de sus torres. Asimismo, cerca de Notre Dame hay diversos sitios donde degustar crepes al puro estilo parisino.

9979d9fab11962b466061a2088b4bc34

Los Campos Elíseos

Sin duda es la avenida más famosa de la capital de Francia. Esta gran vía une la Plaza de la Concordia y el Gran Palacio. Rodeada de tiendas y restaurantes generalmente caros, no podéis perderos el Arco del Triunfo.

Los-Campos-Elíseos

Crea un perfume exclusivo para los dos

París es una ciudad con tradición perfumista. Tanto es así, que la capital francesa ofrece a sus habitantes y turistas la posibilidad de elaborar su fragancia más personal. Encontramos varias opciones en la urbe para customizar nuestra esencia. Por ejemplo, L’Artisan Parfumeur (2, rue de l’Almiral-de-Coligny). Allí Stéphanie Bakouche, reconocida ‘nez’, prestará su ayuda para diseñar el perfume en 3 horas y medias, no sin presentar antes una gran paleta de olores. Además, al final podremos poner a nuestra creación un etiquetado personalizado. Puro olor a amor.

lartisan_store

Vete de picnic

Compra una baguette típica, algo de queso francés, vino y un sabroso postre. Si consigues reunir todos estos productos, solo te hará falta desplazarte hacia alguno de los parques más señalados de la ciudad como el Parc Buttes-Chaumont o el Jardin du Luxembourg para pasar una bonita y agradable jornada de picnic.

Parc-des-Buttes-Chaumont

Museo del Louvre

Y si hablamos de amor, cómo dejar pasar el amor que transmitieron por el arte los autores de cada una de las obras que se exponen en uno de los museos más famosos del mundo.

museo-del-louvre_6384261

Palais Garnier

Es uno de los edificios más característicos del distrito IX de París. Ordenado construir por Napoleón en el siglo XIX, es un edificio de estilo neobarroco que abandera la importancia de la música para la capital francesa.

Palais-Garnier-Photo8

Di ‘Te Quiero’ en el Le mur des je t’aime

El artista Frédéric Baron creo esta obra llena de pasión. En ella, un muro de 40 metros situado en Square Jehan Rictus, al lado de la Plaza des Abbesses, podemos leer esta bonita frase en más de 300 lenguas ¿Te animas a que el muro hable por ti?

le_mur_des_je_traime_1154_570x

Si eres uno de los afortunados que viajará a París en las próximas fechas, disfruta la capital de Francia.

Bon appétit!

Deja tu comentario